abr 11, 2011

Publicado por en Cine, Sociedad, Tecnología, Varios

RÍO

Cuando descubrí el lanzamiento de la aplicación Angry Birds Rio creí entender que harían una película con los pollos asesinos de Angry Birds. Angry Birds, es un juego desarrollado por Rovio para Apple que trata, precisamente, de pájaros furiosos que se defienden de una jauría de cerdos que intentan robar sus huevos. El caso es que Rovio lanzó hace poco una edición especial de juego basándose en la película Rio y lo acompañaron con un corto animado de calidad y muy bien producido (20th Century Fox). La película en si no tiene nada que ver con el juego. Aunque, esta vez, no pretendo hablar de Angry Birds sino hacer una crítica del largometraje de animación por ordenador en 3D.

Quisiera empezar por la banda sonora, es increíble. Juegan con la música típica de Brasil constantemente ya que, a parte de incluir canciones clásicas como “Máis que nada” que asociamos instintivamente al país, meten al público de lleno en la Samba y la Bossa Nova. En mi caso, vi la versión doblada al Castellano pero no deja nada que desear a la versión original puesto que los dobladores hacen un gran trabajo.

Metiéndonos en la trama, la película, como muchos ya sabréis, trata de un loro guacamayo de color azul intenso que no sabe volar ya que lo enjaulan desde que es una cría y vive muchos años como animal de compañía. Pasa a vivir de un clima tropical a uno completamente distinto como es el de Minnesota en Estados Unidos. Tiene la suerte de ir a parar a las manos de una buena persona que promete cuidarlo siempre y lo bautiza como “Blu”. Sin embargo, un buen día aparece un Doctor especialista en aves que pretende convencer a la dueña de que Blu es el único ejemplar existente, a parte de una hembra que tiene él en su laboratorio de Río de Janeiro. Cuando logran convencerlos, el resto de la película tiene lugar en Brasil y se desarrollan historias de amor paralelas entre los protagonistas animales y los protagonistas humanos.

La animación es de escándalo, como no podía ser menos y es que cada vez parecen superarse más entre unas compañías y otras. Detalles minuciosos y colores vivos. Algunos opinarán que el 3D no marca una gran diferencia pero lo cierto es que, aunque no llegue nunca ese tiburón que siempre esperamos venga a devorarnos, los personajes ganan un importante volumen dentro del largometraje. Al tratarse de aves, el hecho de que el filme sea en tres dimensiones le otorga esas “alas” necesarias para situar a las aves y a los personajes en planos distintos, en resumen, todo se vuelve mucho más “realista”.

Dejando a un lado la trama, el gran trabajo de animación y la banda sonora, voy a hablar de la intencionalidad, es decir, como la gran mayoría de películas de animación, Río no es menos y muestra distintos valores morales al público. Por un lado, tenemos la dura crítica al maltrato animal y al comercio ilegal que se sigue haciendo a día de hoy con ellos. Por otro lado, nos muestran lo bello de Brasil, los carnavales, la naturaleza en su más pura esencia, pero también la cruda pobreza que viven muchos de sus habitantes. Un ejemplo de ello lo representa un chaval joven, sin padres, sin casa y sin recursos económicos que se dedica a vagar por las calles y a robar pájaros a cambio de dinero.

Sin lugar a dudas una gran película de animación recomendada para todos los públicos. Mi valoración personal es de 10 sobre 10.  Siempre podríamos criticar esto o lo otro mas creo que en este caso sí que tendríamos que responder a las críticas con un “haz algo similar y después critica” porque hay un gran trabajo y una enorme suma de dinero detrás de todo esto.

 

VN:F [1.9.7_1111]
Puntuacion: 0.0/10 (0 votos)
VN:F [1.9.7_1111]
Rating: 0 (from 0 votos)
Comparte:
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Live
  • Meneame
  • Tumblr
  • Twitter
  • email
  • FriendFeed
  • Bitacoras.com

Artículos Relacionados:

Responder